Puntos importantes para saber como organizar una fiesta

Como organizar una fiesta, la ocasión, día, hora y lugar…

Una fiesta es una reunión de personas para celebrar un acontecimiento o divertirse.

Por lo general, una fiesta suele acompañarse de comida y bebida, y a menudo también de música y baile.

Algunas fiestas se llevan a cabo en honor de una o mas persona, día o evento concreto. Otras son de carácter empresarial o corporativos y se suele llamarlas como eventos.



Para organizar correctamente una fiesta hay algunos puntos básicos que debemos tener muy en cuenta, aquí te vamos a enseñar como organizar una fiesta y que cosas debes tener en cuenta para hacerlo.

La ocasión de la fiesta

Cualquier circunstancia, siempre que sea positiva, es apropiada para la organización de una fiesta. Por ejemplo, el final de los exámenes, el inicio de las vacaciones, un acontecimiento familiar (boda, bautizo, comunión, etc.) son situaciones más que propicias para celebrar una fiesta.

Sin embargo, el acontecimiento por excelencia que engendra la mayoría de las fiestas es la celebración de un cumpleaños.

El día y la hora de la fiesta

Los días en que mejor se acoge la convocatoria para una fiesta son, por razones obvias, las vísperas de feriados o días festivos los y fines de semana, es decir, los sábados.

Para formalizar la convocatoria de la misma, hay que tener en cuenta, lógicamente, la fecha de dicha celebración, además de las costumbres de los invitados.





Salvo para fiestas infantiles o de personas mayores, las últimas horas de la tarde y toda la noche sin limitaciones, son las mejores horas y momentos preciosos para la organización de un festejo.

La noche tiene un encanto misterioso y bohemio que invita a la desinhibición y la búsqueda de nuevas sensaciones.

La hora de comienzo, dependerá tanto de la edad de los participantes, como del tipo de fiesta. Las fiestas infantiles suelen hacerse en horario de la tarde para finalizar antes que avancen demasiado las horas de la noche.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que la hora de convocatoria puede llevar implícitas determinadas obligaciones: por ejemplo, en una reunión que comience a las ocho de la noche, los invitados entenderán que no necesitan cenar porque se brindará la cena, o si se los invita al mediodía, se sobreentiende que recibirán el almuerzo.

El lugar de la fiesta

El lugar de celebración de una fiesta no es determinante para conseguir un gran éxito, pero una mala elección puede complicar mucho la organización de la misma, casi siempre podremos tener una fiesta exitosa sin importar del lugar físico donde se realiza, pero hay lugares que nos simplifican mucho la tarea a los decoradores, y por consiguiente reducen mucho el presupuesto al anfitrión.

Una celebración festiva puede ser igualmente divertida en un local público, en una casa particular, en un salón o en un estadio cerrado de deportes.

Es conveniente designar un lugar principal en el que vaya a desarrollarse la parte central de la fiesta y habilitarlo como tal.




Por ello, el lugar de mayor concurrencia suele coincidir con el que contiene la comida y bebida o la música. Situando en una m isma zona estos tres elementos, se habrá conseguido centralizar la reunión.

En cuanto al asunto de si deben existir sillas y butacas para sentarse, todo va a depender del tipo de fiesta que se quiera organizar.

Si lo que queremos es una reunión tranquila para conversar los amigos o familiares, es evidente que se deben disponer asientos abundantes ya sea en uno o en varias zonas, con mesas para colocar la bebida y comida que consuman.

En caso contrario, es mejor dejar que la gente permanezca en pie para que pueda relacionarse con el resto de invitados y no formar zonas que los aíslen.

Fiestas en carpas

Algunas veces se puede manejar la posibilida de realizar una fiesta en carpas, que se pueden colocar en las casas particulares en el jardín, y de esta forma conseguir ampliar el espacio interior de la vivienda y no necesitar salir a buscar lugares externos donde realizar la fiesta.

Mira esta fiesta realizada en una carpa, fiesta con desayuno buffet en carpa al aire libre

En algunas ocasiones, la carpa se utiliza en su totalidad sin que exista necesidad de dar uso al interior de la vivienda. Las carpas se pueden acondicionar con tarima, con iluminación y con diferentes tipos de decoración.

Este tipo de carpas se usan para todo tipo de festejos (bodas, eventos, inauguraciones,…)



Otra opción es el alquiler de establecimientos públicos que son creados específicamente con este fin, que se alquilan total o parcialmente para celebración de fiestas privadas.

Determinados bares o discotecas pueden cerrar sus puertas al público habitual si se llega a un acuerdo satisfactorio

Puedes ver también como organizar una fiesta, los invitados y el servicio de catering.